Bajada precio ITV

La reducción estimada de kilómetros, al pasar de 8 a 19 el número de estaciones de inspección de vehículos en la Región, supondrá un ahorro energético que podría estar próximo a los 300.000 litros de combustible al año

La Consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, a través de la Dirección General de Energía y Actividad Industrial y Minera, lleva trabajando desde hace semanas en una optimización de los servicios prestados por la red regional de los servicios de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), cuya actual concesión termina el próximo otoño.

C’s denuncia que prorrogar la concesión de la ITV fomenta el «capitalismo de amiguetes»
El PSOE propone que las ITV las gestione una empresa pública

Desde el Gobierno regional se han fijado dos objetivos para la nueva concesión. En primer lugar, una mejora del servicio a los ciudadanos con, entre otros aspectos, el incremento de las unidades de ITV, que pasarán de 8 a 19 en la Región, como adelantó este jueves ‘La Verdad’ en su edición impresa. Esto, según destaca el consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, Juan Hernández, “implicará menos colas a la hora de las revisiones y desplazamientos menores en cualquier punto de la geografía regional”. En segundo lugar, conllevará una revisión a la baja de las tarifas aplicadas. De hecho, “se espera que las tarifas finales aplicadas se encuentren entre las más bajas de toda España”, añadió Hernández.

ITVAsí, las nuevas tarifas contemplan un ahorro medio del 37 por ciento, permitiendo, por ejemplo, que el titular de un turismo diésel pase de pagar los 41,2 euros actuales de la primera revisión a los 23,3 euros que contempla la futura tarifa, consiguiendo un ahorro del 43 por ciento.

Aunque la Consejería aún está decidiendo cuestiones básicas de la concesión, el nuevo modelo de gestión contempla la creación de 11 nuevas estaciones de ITV, que se sumarían a las ocho actuales (Molina de Segura, Lorca, Caravaca de la Cruz, Cartagena, San Pedro del Pinatar, Alcantarilla, Jumilla y Espinardo).

Las nuevas estaciones se ubicarían, en principio, en Cieza, Totana Murcia, Mula, Águilas, Cartagena, Santomera y Yecla. En total, la Región pasaría a contar con 19 estaciones de ITV, una que seguiría siendo autorizada (Espinardo), mientras que el resto serían en régimen de concesión, la cual empezaría desde el próximo mes de septiembre hasta septiembre de 2032. El valor previsto para la licitación, referido a este periodo de 15 años, asciende a los 225.614.922 euros

El consejero explicó que “el modelo en el que el Gobierno regional está trabajando es aquel que sea mejor para los ciudadanos, mejorando el servicio, acercándolo y abaratándolo”. En este sentido, insistió en que “queremos las ITV más baratas de España para que los murcianos tengan el dinero en su bolsillo y lo gasten según su mejor criterio, algo esencial para dinamizar la economía regional”.

¿Cuáles son las ventajas?

La creación de las nuevas estaciones de ITV supondrá ventajas para el ciudadano. Así, el acercamiento de los centros de inspección a los usuarios supondrá una disminución anual de más de tres millones y medio de kilómetros en el total de los recorridos para presentar sus vehículos.

La reducción estimada de kilómetros llevará implícito un ahorro energético que podría estar próximo a los 300.000 litros de combustible al año. Consecuencia directa del consumo de combustible es la contaminación emitida, por lo que “un menor consumo dará lugar a una mejora considerable en la calidad del aire de la Región”, apuntó Hernández.

Otra de las ventajas es que se disminuyen las distancias a recorrer, algo que supondrá un ahorro anual de cerca de dos millones de euros para los ciudadanos de la Región, quienes, a su vez, también verán reducir el tiempo empleado en llevar los vehículos a las revisiones.

Y es que, actualmente existen ocho estaciones para atender a unos 184.411 vehículos en cada una de ellas, mientras que con las once estaciones, este parque móvil se reduciría a 77.225 por estación.